noticias |

Volkswagen produjo su último auto a nafta

De esta manera la fábrica se enfocará exclusivamente a construir vehículos íntegramente eléctricos desde diciembre.

Con el cese de producción del Golf Variant, la variante rural del mediano de la marca que acá se supo comercializar como Vento Variant, Volkswagen confirmó que la planta de Zwickau (Alemania) será destinada exclusivamente para la fabricación de vehículos eléctricos.

El último térmico en salir de la línea de producción fue la rural de las imágenes, una variante R “Oryx White Pearl Effect” (o blanca para los amigos) de séptima generación con motor 2.0 turbonafta para un cliente alemán.

A fin de año se producirán exclusivamente en Zwickau modelos eléctricos. En primer lugar serán específicamente de Volkswagen y en el futuro, se sumarán modelos de las marcas del Grupo, Audi y Seat.

Las obras de modificación ya comenzaron en el Hall 6, donde hasta hace unas horas se producían las Variant. Comenzará una fase de conversión que llevará varias semanas y se realizará durante el verano europeo, para comenzar a producir los primeros vehículos eléctricos a fin de año aunque en noviembre de 2019 ya comenzó la producción en serie del ID.3 1st Edition.

Esto implica un cambio de paradigma para una usina que fabrica autos a combustión desde 1904. En un principio y durante muchos años se producían los modelos Horch y en tiempos de la República Democrática Alemana también Trabant.

En mayo de 1990, Volkswagen comenzó a producir aquí: en el transcurso de los últimos 30 años se han producido 6.049.207 Polo, Golf, Golf Estate, Passat y Passat Variant. Para 2021 esperan alcanzar la producción de 330.000 modelos eléctricos.

VW ID.3 production resumes in Zwickau 3 VW ID.3 Software Issue 2

También podría interesarte: