noticias |

(VIDEO) Este Bugatti estuvo 75 años hundido en un lago

Lo perdió en un partida de póker, pero al nuevo dueño se lo confiscó la Policia y lo sumergió en un lago en Suiza.

bugatti hundido

La historia es digna de Hollywood: un famoso corredor de la década del 20 perdió su Bugatti Type 22 en una partida de poker y cuando el dueño se la quiso llevar a su casa lo paró la Policía, se la confiscó y se la tiró al medio del lago.

¿Esto es real? Sí. Parece una fábula y hasta se rumorearon otras historias pero todas fueron quedando descartadas con el correr de los años: se dijo que era el auto de un arquitecto suizo pero cuando le preguntaron a la hija, lo desmintió.

La historia es más o menos así: el piloto francés Richard Dreyfuss, que ganó en Monaco en 1930, era un empedernido jugador de poker. Una noche en París estaba en un duelo de cartas palo a palo con Adalbert Bodé, un reconocido playboy suizo y en un acto polémico, o más bien de desesperación, apostó su Type 22. Y lo perdió.

Esa misma noche Bodé agarró las llaves, lo prendió y arrancó para volver a su casa por la ruta junto a su flamante adquisición. Sin embargo, al llegar a la frontera entre Francia y Suiza la Policía de su país lo detuvo y, al no tener ningún papel que demostrara su titularidad, le confiscó el auto.

Por ley, en Suiza todo lo decomisado se debe destruir, por eso los agentes de la Aduana no tuvieron mejor idea que tirarlo al Lago Maggiore, pero con un detalle: lo dejaron atado a una cadena para recuperarlo más tarde. Pero las cosas le salieron mal, porque la cadena estaba algo oxidada, terminó rompiéndose y el auto se fue derecho al fondo, a unos 90 metros.

Así fue como permaneció desde 1935 a 2009, cuando un hecho lamentable lo puso nuevamente en las noticias: el asesinato de uno de los integrantes del equipo de buceo de la ciudad movilizó al resto del equipo a recuperar el auto y subastarlo con fines benéficos.

Con el Bugatti nuevamente en la superficie, la base fue de 50.000 euros. La disputa del auto fue entre dos coleccionistas, el californiano Peter Mullin y uno holandés, pero el Type 22 finalmente fue para el de Estados Unidos (por más de 250.000 Euros), que lo tiene exhibido en su colección así como salió del lago: “mi teoría es que Bugatti empezó esta obra de arte y la madre naturaleza la finalizó”.

bugati hundido 2 bugati hundido 1