noticias |

(VIDEO) Enfrentamos el nuevo Onix con Polo y Argo, ¿cuál elegir?

Desde la llegada del nuevo Onix el segmento B se puso más caliente que nunca. Lo evaluamos frente a los referentes de esta franja del mercado.

Luego de la apertura de algunos concesionarios en determinadas regiones del país y las “positivas” cifras de ventas registradas durante mayo, es un buen momento para debatir cuál es el mejor hatch del renovado segmento B.

¿Te interesa COMPRAR un 0KM? Elegí la marca y el modelo, y obtené el mejor precio dejando tus datos AQUÍ

En este triple comparativos ponemos “cara a cara” al nuevo Chevrolet Onix con su motor 1.0 turbo de 116 CV, frente al Volkswagen Polo (1.6 de 110) y al Fiat Argo (1.8 de 130). Pero no solo evaluamos las plantas motrices, sino también la habitabilidad y, por supuesto, el nivel de equipamiento tanto en materia de confort como de seguridad.

Al Onix en ciudad se lo siente algo áspero, no llega a incomodar, y la asistencia mencionada colabora en maniobras: super liviana. Atrás debe una barra estabilizadora en el tren, pero la puesta a punto y lo poco permisivo de los asistentes de seguridad lo acomodan inmediatamente al inclinar a altas velocidades el chasis.

Por el lado de Argo, y pese a su look deportivo es un auto dócil, con alguna tendencia a subvirar en curvas veloces, mientras que en la ciudad copia de manera confortable las irregularidades de las calles, pero tiene un radio de giro amplio, algo que se nota especialmente en espacios reducidos. Además, hay una ligera penalización de las llantas de esta versión, que son de 17” y pueden ir en detrimento ligeramente del confort de marcha. La maniobrabilidad es buena, aunque podría ser algo más liviana en ciudad.

Volkswagen mantiene las características que mostró desde su lanzamiento, allá por 2018. En curvas de media y baja velocidad reveló una leve tendencia a subvirar, situación que se corrige con una leve peinada al acelerador. De todos modos, no es impedimento para que doble con solvencia y exhiba un escaso rolido de la carrocería. La suspensión delantera es del tipo McPherson y la trasera, semiindependiente con brazo longitudinal. La dirección es de accionamiento preciso y confiable en ciudad y ruta.

Hablemos de cifras y de consumo. Onix hace gala de la eficiencia de la que te contábamos con los mejores consumos y prestaciones, dejando bien en claro que, cuando se trata de 100% térmicos, el downsizing y la sobrealimentación son el horizonte a seguir. Argo es el yin y yang: buenas cifras de performance pero consumos algo elevados. Polo, por su parte, el más equilibrado, con cifras domésticas y buenos consumos. Por último, por el lado del frenado, casi todos, salvo Onix por centímetros, por encima de 40 metros en el 100-0, con lo cual hay espacio para mejorar.

perfomances polo argo onix e1583514537903 equipamiento argo polo

También podría interesarte: