noticias |

¡Inmaculado! Un Peugeot 504 0km en Argentina: conocé en qué estado se encuentra

Se trata de un Peugeot 504 que tiene en su odómetro un kilometraje que te va a sorprender. Te lo mostramos a continuación.

¿Qué clase de persona fanática de los fierros no soñó alguna vez con tener en su cochera una “reliquia” con más de 20 años de antigüedad en el mismo estado que cuando salió de la agencia? Alexis de @kaskoteoficial encontró la manera y en esta oportunidad nos compartió imágenes de una de sus últimas adquisiciones: un Peugeot 504 con tan solo 700 kilómetros.

Peugeot 504 4

Lo cierto es que luego de tener la posibilidad de adquirir un Renault 12, nuestro seguidor logró sumar a su cochera otro exponente que también fue muy importante para la historia de nuestra industria.

Te puede interesar
Tiene 76 años, nunca pudo comprarse un auto y su nieto le cumplió un sueño

Es un Peugeot 504 SR de color blanco, de los últimos que llegaron a fabricarse en nuestro país. Y como se puede apreciar en las imágenes, su estado de conservación es único y digno de admirar, sin la presencia de detalles ni en el exterior ni el interior, algo que evidencia su kilometraje único.

Peugeot 504 2

El odómetro del instrumental Jager característico del Peugeot 504 marca apenas 731 kilómetros, que convierten a esta unidad en un exponente único en el país y uno de los mejores ejemplares de este modelo, digno de ser exhibido en un museo ya que luce como si recién hubiera salido del concesionario hace casi 30 años.

Te puede interesar
Se vendió una de las primeras pick ups fabricadas en Argentina: mirá el estado de esta unidad

Peugeot 504 kilometraje Peugeot 504 1 Peugeot 504 3 Peugeot 504 6 Peugeot 504 Peugeot 504 5

Breve historia del Peugeot 504 en Argentina

El 504 se presentó en Europa en 1968 y un año más tarde inició su carrera industrial en nuestro país, algo que finalizaría 30 años después, en 1999. Con un diseño elegante y armonioso, la berlina de la marca francesa se posicionó rápidamente como una alternativa para aquellos que buscaban confort y un gran nivel de calidad, acompañado de una motorización convencional de prestaciones y desempeño aceptables.

Te puede interesar
Recorrió 1 millón de kilómetros con su Peugeot 307 y lo festejó de una forma muy especial

Peugeot 504 1968

Más allá de la gran cantidad de versiones y carrocerías que tuvo el Peugeot 504, aprovechando la participación deportiva en el Turismo Nacional a fines de los 70, la marca del león presentó una serie denominadaTN-2000”, que se caracterizaba por su particular color celeste con franjas blancas.

En este caso, más allá de las diferencias estéticas en la carrocería y también el interior, con un tablero más completo que en el resto de la gama, lógicamente esta variante era más potente ya que el motor entregaba 110 CV, que significaban una diferencia de 14 CV respecto de las versiones tradicionales del auto. La caja era manual de cuatro velocidades con palanca al piso.

Te puede interesar
El más deseado del segmento B: la historia del Peugeot 206 0km con patente nueva

los mejores autos clásicos argentinos

A lo largo de su historia, el Peugeot 504 tuvo varios rediseños estéticos y quizás el más recordado será el que tuvo la firma de Pininfarina a principios del 90, con un replanteo total del diseño del sector posterior. Ese aspecto trasero acompañaría al 504 hasta el fin de su vida comercial.

Si bien durante gran parte de su carrera se ofrecieron versiones de máximo equipamiento y lujo como la SRX, que presentaba detalles como techo solar, aire acondicionado y levantavidrios eléctricos, hubo una época en la que el Peugeot 504 era un vehículo muy elegido por los taxistas, por su habitabilidad y confort de marcha.

Te puede interesar
Recorrió más de 1,6 millones de kilómetros con su auto y le regalaron un 0km con una condición muy particular

Peugeot 504 SRX

Casi llegando al fin de su producción, se comercializaba una versión que prescindía de detalles estéticos como molduras y llantas de aleación, solo tenía aire acondicionado como opcional y el instrumental era apenas un velocímetro con odómetro total y parcial acompañado por un indicador de temperatura del motor y nivel de combustible. Además, en el interior los materiales eran más rústicos y los tapizados y revestimientos eran de menor calidad.

Así, en esa última etapa de su vida el Peugeot 504 competía por precio con las versiones más accesibles de modelos de segmento inferior pero más modernos como el Renault 19. Pero por su confiabilidad y relación precio/producto, se convirtió en uno de los favoritos como vehículo de flota, ya sea para taxi, remis o patrullero.