noticias |

Estos son los SUV del segmento B que menos consumen

Analizamos los exponentes más exitosos de este segmento tan caliente, y te mostramos cuáles son los que más y menos combustible piden en la ciudad. 

La tendencia y el éxito de los SUV del segmento B es indiscutible. Varias marcas dejaron de ofrecer sedanes y hatchback medianos, para darle espacio al desarrollo de este nuevo tipo de vehículos. Al tener una mayor altura que un auto “convencional”, el consumo se ve aumentado levemente. Sobre todo, en el ámbito citadino, donde constantemente debemos vencer la inercia, y estar acelerando y frenando en reiteradas ocasiones.

Si bien hoy el segmento está superpoblado y hay opciones para elegir, en esta ocasión te traemos los siete protagonistas más conocidos. La que más “pide” de esta lista es la Ford Ecosport, con 13,9 litros por cada cien kilómetros, en su variante especial Storm con tracción 4×4. Como estamos comparando versiones full, está “penalizada” por su motor 2.0 de 170 CV (hay una opción con motor 1.5 y un consumo bastante menor) acoplado a una caja automática de seis marchas, y un peso algo elevado de 1.419 kg.

Master Test Eco Storm slalom e1567100704608

En sexta posición está el Jeep Renegade, con 12,6 “cada cien”. Su elevado peso de 1.599 kg (el más pesado de todos) y su motor 1.8 de 130 CV lo ponen en desventaja. Además, el motor está asociado a una caja automática de seis marchas, de respuesta algo lenta.

Master Test Renegade Slalom

Entrando en el top 5 está el Peugeot 2008, con 12 litros “clavados”. En este caso lo afecta la caja automática de seis marchas, ya que el motor es el eficiente THP 1.6 de 165 CV y en la versión manual la cifra de consumo nos había dado 9,3 litros cada cien kilómetros. Este producto de PSA como el modelo de Citroën cuentan con el sistema grip control para ajustar algunos parámetros mecánicos según el tipo de suelo.

movimiento 2008

El cuarto puesto va para el Nissan Kicks, con su motor 1.6 de 120 CV, acoplado a una caja CVT. El producto de la casa japonesa reclama 11,1 litros cada cien. Está ayudado por su peso, de 1.139 kg. La contra es que el tanque de combustible es de escasos 41 litros.

Nissan Kicks

Inaugurando el podio, otro producto de marca japonesa, la Honda HR-V. Su motor 1.8 de 140 CV –el más veterano de la comparativa– asociado a una caja CVT te pide 10,3 litros de combustible cada cien kilómetros. Al igual que el Kicks, es liviana, acusando 1.279 kg en la balanza.

Master Test Honda HR V ACELERACION

El segundo y primer lugar podría considerarse un empate técnico. El Citroën C4 Cactus y el Volkswagen T-Cross marcaron 10 y 9,9 litros cada cien, respectivamente. El producto del doble chevrón está equipado con el mismo paquete motor/caja que su hermano de Peugeot y tiene un peso de 1.208 kg, mientras que el modelo de la marca alemana cuenta con el ya superado 1.6 de 110 CV, asociado a una caja automática de seis marchas. ¿Peso? 1.265 kg.

Master Test C4 Cactus slalom

Master Test T Cross slalom