noticias |

Las razones de por qué la caja automática pasó del 7 al 35% de las ventas en solo 8 años en Argentina

Casi la mitad de la oferta de modelos que hay hoy en Argentina tienen solo caja automática como opción, y si sumamos los modelos que ofrecen ambas alternativas, tenemos más del 70% del mercado.

Es un hecho que la caja automática está cada vez más instalada en el universo de los autos en Argentina. Mientras hace unos años era una exclusividad de vehículos de alta gama, hoy está presente en casi todos los segmentos. Y ahora, un informe reflejó que la caja automática pasó del 7% de las ventas al 35% en solo ocho años.

Caja-Automatica-Avance-2

Lo cierto es de acuerdo a los datos recabados por la base de datos del organismo que nuclea a todos los concesionarios del país (ACARA), en 2022, de los 264 modelos que se comercializan en Argentina, un 47% de ese total se ofrecen únicamente con caja automática. Por su parte, el 25% solo se comercializa con caja manual y con ambas el porcentaje crece hasta el 28%.

Te puede interesar
El plan del Gobierno y las automotrices para aumentar las exportaciones

Si tenemos que analizar una posible razón de este crecimiento de la participación de la caja automática en el mercado el primero que se nos viene a la mente es el avance tecnológico. Lejos quedaron aquellas transmisiones obsoletas de ¡tres! marchas que incrementaban el consumo, eran lentas y también más costosas de fabricar que las actuales.

Es verdad que algunas cajas automáticas no llegan a la rapidez de una DSG, por ejemplo, y también es cierto que algunas CVT restan puntos en los procesos de aceleración, pero es imposible negar el simple hecho de que cualquier conductor promedio no busca ir a bajar tiempos al cuarto de milla, sino que prefiera comodidad y relax al momento de conducir, sobre todo teniendo en cuenta que el tráfico en las calles y autopistas de nuestro país está cada día más difícil.

Te puede interesar
Análisis: ¿por qué los autos argentinos lideran el mercado?

VOLKSWAGEN VENTO 1

Y de esta forma, el avance en la tecnología de las cajas automáticas que hoy equipan a la mayoría de los modelos que se venden en nuestro mercado (incluso hay una firma japonesa que desarrolló una transmisión que hoy utilizan varios modelos del segmento B) permitió que casi no existan diferencias en las prestaciones ni tampoco los consumos, un ítem neurálgico que años atrás era motivo suficiente para volcar la decisión hacia una caja manual.

Te puede interesar
Vacaciones con el auto: ¿cómo cuidar la pintura?

También por eso hay varias marcas que hoy en día ni siquiera ofrecen caja manual en algunas versiones de sus modelos. No hablamos de autos de segmentos D ni E, sino de propuestas más “accesibles” como puede ser un Peugeot 208 o un Chevrolet Onix, que no se comercializan en versiones full con caja manual, algo que sí sucedía años atrás.

Si hablamos de costo de mantenimiento (a la hora de realizar services), quizás en este sentido la caja manual todavía tiene una ventaja, que igualmente es mucho menor a la que podía tener hace unos diez años. La contrapartida está en que la caja manual tiene componentes que pueden sufrir mayor desgaste según el comportamiento de cada conductor, algo que no ocurre con la caja automática.

Te puede interesar
Septiembre: Fiat Cronos y Peugeot 208 lideran el mercado por encima de Hilux

Cómo avanzó la caja automática en los últimos años

Según el informe de SIOMAA, en 2015 el mercado argentino ofrecía 319 modelos de 36 marcas diferentes, donde casi la mitad de esos modelos tenía una transmisión manual como única opción, mientras que un 30% de ellos tenía alguna propuesta de caja automática, sobre todo en las versiones tope de gama.

Así las cosas, cabe destacar que los vehículos que se patentaban en Argentina por aquel entonces eran en su gran mayoría de transmisión manual (93%). Cuatro años más tarde, en 2019, la oferta de propuestas había crecido a 380 modelos, por lo tanto el porcentaje de variantes con caja automática también había aumentado hasta 33%.

Claro que en 2020 la pandemia interrumpió, entre otras cosas, todos los procesos que se venían dando en el mundo, frenó algunos y aceleró otros. Así y todo, la tendencia de avance de la caja automática se aceleró ya que en los seis meses que van de 2022, el 47% de los modelos en oferta tienen solo transmisión automática como opción, como ya mencionamos más arriba.