noticias |

RAM 2500 ¿Cuánto gasta la pick up full size que compite con la F-150?

Probamos, medimos y analizamos el consumo y la performance de la RAM 2500 y te contamos cuánto diesel necesita y en cuántos segundos acelera la camioneta más grande de FCA en la Argentina.

RAM 2500

La “C” estampada en los laterales de la RAM 2500 deja en claro que bajo el capot hay una gema diesel. De hecho, hoy por hoy es la única opción con este tipo de combustible (¿y la Chevrolet Silverado que nos prometieron para octubre?) con todo lo que eso implica. ¿A qué nos referimos? Principalmente al descomunal torque de ¡1020! Nm que le permite a la “dosmilqui” arrastrar 7861 kilos, una brutalidad.

El 6.7 (en línea) es un motorazo con tantas aptitudes como ganas de tomarse todo el diesel. A velocidades constantes no baja de 10 litros (10,6 circulando a 100 km/h con control de velocidad crucero) y a 130 te va a pedir menos de 15 (14,3). En ciudad, naturalmente (y con la ayuda divina del stop and start) se dispara, con promedios de 20 litros “cada cien”. La buena noticia es que el tanque de nafta es prácticamente una cisterna de 138 litros (tres veces el de un auto “común”) con lo cual la autonomía va a manejarse entre los 700 del ciclo urbano y 1300 circulando a 100.

Con este “seis siete” la RAM, que recordemos que pesa 3410 kilos (y por eso puede usarse con una licencia B1), hace el mismo tiempo en el cero a cien que un Volkswagen Polo GTS o un Renault Sandero RS. Así de contundente. Obviamente que no son comparables, pero para tener una referencia de la vehemencia del bicho este.

El kilómetro lo recorre en 30,1 segundos pero podría ser menos: a 170 km/h/3.000 RPM deja de empujar. Por último, la recuperación en 5,9 segundos.

La caja de seis tiene un funcionamiento correcto pero con algunos patinamientos. El selector es al volante y a veces es necesario ser algo brusco para encajar la posición. No tiene levas al volante pero sí tiene retención de cambio para la eficiencia del arrastre o bien para hacer uso del freno motor.

Como te podés imaginar los 6 metros y monedas que mide (y ni hablar de los más de 2 a lo ancho) son todo un tema en ciudad. Obviamente no es su ámbito predilecto pero la suspensión trasera con espirales (no usa elásticos) atempera un poco el rebote (en detrimento del kilaje de carga). Descartamos que tu idea sea meterte en la urbe y sin una cochera en mente, pero si estás de viaje o no te queda otra, va a ser un dolor de cabeza buscar donde acomodarla. La “nuestra” no tenía cámara 360 pero las que están en los concesionarios sí, ideal para cuidar a lo y los que te rodean.

Como dijimos en ocasión del test de la Ford F-150, lanzada puede ser peligrosa. La primera curva que agarres te va a hacer transpirar un poco porque la dinámica es diferente: es un mastodonte que hay que aprender a dominar. No es que sea difícil, pero si venis de una mid-size o de un auto/SUV, ojito.

La manejamos sobre pavimento y fuera de él y, además de considerarnos unos privilegiados, te garantizamos que está sobrada para cualquier aventura: la tracción es integral y, paradójicamente, simple: 2WD, bloqueo de alta y bloqueo de baja. Los cauchos son Nexxen y la web de la marca las recomienda para un uso “combinado entre carreteras y todoterreno, un desgaste lento y versatilidad de uso durante las cuatro estaciones del año”. Es un caucho de gruesa pisada (275) con un talón lógico 70 que tiene un dibujo, a simple vista, más off que on, por eso no sorprenden los 47,1 metros que se tomó la 2500 (disco en las cuatro) para detenerse de 100 a 0 aunque, nobleza obliga, estamos hablando de uno de los vehículos más robustos del mercado. Por último, la dirección: no nos gustó. Pesada y con un acotado ángulo.

RAM 2500 POLVO

RAM 2500 COLA RAM 2500 DOBLANDO RAM 2500 SUBIENDO RAM 2500 MOTOR RAM 2500 FIERROS RAM 2500 NEUMATICO

También podría interesarte: