noticias |

La producción cayó un 32,1% y las exportaciones disminuyeron un 29,2%: ¿a qué se debió esto?

En abril el sector registró una caída tanto en la producción como en la exportación de unidades. ¿A qué se debió esto?

La Asociación de Fabricas de Automotores en Argentina (ADEFA) informó que la producción nacional en abril fue de 29.315 unidades, que significaron una caída del 32,1% frente a los números de marzo. Sin embargo, comparando los cuatro meses del 2021 con respecto al 2020 se registró un aumento del 79,7%, aunque hay que tener en cuenta que las cifras del año pasado se vieron afectadas por el inicio de la pandemia de coronavirus.

PRODUCCIÓN ABRIL

Por su parte, las exportaciones también tuvieron una disminución del 29,2% en relación a marzo, con 15.848 unidades. No obstante, si comparamos el acumulado anual la diferencia es a favor, con un incremento del 51,3% frente al año pasado.

Respecto a la producción nacional de autos, la cifra de abril fue de 13.437 unidades, un 9,4% menos que en marzo. El auto fabricado en nuestro país más vendido sigue siendo el Fiat Cronos, que patentó 2.909 unidades durante el cuarto mes del año y ya lleva un total de 14.565 unidades en lo que va del 2021.

Asimismo, la producción de vehículos utilitarios (las pick ups medianas son las más demandadas) fue de 15.878 unidades, que representaron una disminución del 43,9% respecto a marzo. En este aspecto, la pick up más vendida en abril fue la VW Amarok, que con 2.141 unidades superó a la Toyota Hilux, que va primera en el acumulado anual con 9.933 patentamientos.

VOLKSWAGEN AMAROK

Respecto a la baja en los números, el presidente de ADEFA, Daniel Herrero, sostuvo que “el sector venía registrando interesantes mejoras en la cadena de producción pero en abril se presentaron algunos inconvenientes que afectaron la actividad”.

Según el comunicado oficial, el comportamiento de abril se dio debido a que varias asociadas “se vieron obligadas a reducir el ritmo de producción por la reorganización de los equipos de trabajo ante el incremento de contagios de Covid-19 y por paradas para adecuar las líneas de producción a la introducción de nuevos productos“.

A su vez, otras terminales debieron interrumpir sus actividades de manera involuntaria por conflictos ajenos al sector como el paro del puerto de Buenos Aires y el de transportistas en pasos fronterizos que impactaron en la logística de partes/piezas y productos terminados durante el mes.