noticias |

Manejamos el Tesla Model 3 en Estados Unidos

Lo más importante para la economía: el coeficiente de resistencia aerodinámica es excepcionalmente bajo: 0,23. Las robustas llantas de 19 pulgadas revelan, en cambio, el equipamiento superior, que distingue a la mayoría de los Model 3 entregados en EE.UU. hasta el momento. Este equipamiento incluye, además, asientos de primera calidad, ajustables en varias posiciones y con calefacción (en los delanteros); dos puertos USB y un paquete de baterías más grande con 75 kW, bautizado por Tesla como “Long Range”. Estas y otras informaciones pueden encontrarse en la homepage de Tesla USA.

 Las puertas se abren solo con una ligera articulación de los dedos. Como recompensa, se cierran luego suavemente y con precisión; los asientos premium se ajustan con rapidez y exactitud; la sensación de espacio en los asientos delanteros es maravillosamente despejada. Lo que se debe también –como ya dijimos– a la ausencia de botones y teclas en el tablero. Ningún interruptor, ningún botoncito; Tesla ha eliminado (o, mejor dicho, ocultado) hasta los típicos aireadores de climatización. Así, toda la atención se centra en el volante (muy práctico), que tiene solo dos pequeñas perillas y en el monitor a color de 15 pulgadas, que reina sobre el extremo exterior de la consola central.

A través de esta gran pantalla táctil se pueden controlar casi todas las funciones del Model 3. Desde las luces (con modo automático), pasando por los limpiaparabrisas (también automático), el ajuste de los espejos y del volante, climatización, navegación, dirección (tres modos), sistema de sonido, hasta la regulación de la dirección de la corriente de aire dirigidas al conductor y acompañante. ¿Suena a mucho? Así es. Al principio, buscás, oprimís y te quedás maravillado por un tiempo –luego lográs orientarte sin problemas–. La única desventaja: los ojos se dirigen a la gran pantalla con demasiada frecuencia, por lo cual la distracción durante el viaje es considerable. Pero no hay otra, ya que incluso la velocidad se muestra allí. Inteligente hubiera sido incorporar un Head Up Display que todavía no existe.

En diversos foros los propietarios de este vehículo se quejan de las fallas de la enorme pantalla; otros desearían un posicionamiento más inteligente de los diversos menús. Pero lo que cosecha muchos halagos es el acceso sin llave. Solo basta con introducir la tarjeta de propietario o conectar el propio teléfono con el Tesla. ¿Y dónde, por favor, está el botón de arranque del Model 3?

¡Pregunta tramposa! El motor eléctrico de 192 kilowatts (261 cv) de potencia y 525 Nm de torque arranca sin accionar ningún botón –simplemente hay que presionar la palanca que está a la derecha detrás del volante–; este simple movimiento activa el corazón eléctrico. También se insertan la marcha hacia adelante y hacia atrás, e incluso el modo de conducción autónomo.

En el primer semáforo olvidamos por un instante la delicadeza del pie derecho sobre el acelerador y vemos cómo el Tesla blanco se transforma en un proyectil. Según los datos de fábrica, para ir de 0 a 100 km/h esta berlina necesita menos de 6 segundos –de inmediato quedamos convencidos–. Como es típico de los vehículos eléctricos, el show del Model 3 no pasa por el sonido.

¿Y la maniobrabilidad?

¡Maravillosa! Debido a que todas las células del acumulador habitan bajo el piso del auto, el centro de gravedad del Model 3 (de 1,7 toneladas de peso) es bastante profundo, por eso también el comportamiento deportivo. La dirección ejecuta todas las órdenes de manera rápida y sin demora. Quien desee experimentar otras sensaciones puede configurarlo desde la pantalla. Además del modo Normal, se pueden seleccionar los modos Confort o Sport. Otra cosa que también se puede elegir: la forma de recuperación energética del motor eléctrico que, durante las distintas fases de rodadura, genera un par de frenado moderado o fuerte, y así alimenta las baterías.

¿Y la autonomía?

Con el gran paquete de baterías, Tesla asegura una autonomía de aproximadamente 500 kilómetros. Si las baterías están vacías, se requieren alrededor de 40 minutos en un supercargador hasta que se muestre nuevamente el rango completo. Cargar en las estaciones Tesla no tiene costo alguno para el Model 3. ¿Qué más nos sorprendió? Lo bien que se siente este sedán compacto. Potencia de sobra, mucha calma y gran autonomía, espacio suficiente (425 litros de espacio de maletero). Pero lo que decepciona es la amortiguación. El escaso afecto por cuidar el detalle, algo a lo que Tesla nos tiene acostumbrados, parece no molestar a los clientes de la marca. Para ellos es mucho más importante que los autos de Tesla tengan sabor a futuro.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte:

Tesla: el magnate de los eléctricos que casi quie…

En el vasto universo automotriz ocurren a veces cosas extraordinarias. Ahí tenemos a una marca como General Motors, con…

Porsche le hace frente a Tesla con el nuevo Taycan

Siete mil quinientos millones de dólares en inversiones, 1.200 nuevos empleos sólo para el lanzamiento del Taycan, el …

Manejamos en España el ecológico Nissan Leaf

El Nissan Leaf empezó su comercialización en 2010 en España, y tras ocho años y dos actualizaciones (2013 y 2016), l…

El sedan mas vendido del mundo se suma a los hibri…

La marca japonesa Toyota aprovechó el Salón de Guangzhou, en China, para presentar y confirmar la nueva incorporació…