noticias |

La increíble historia de la Ferrari que perteneció al hijo de un dictador

Esta F40 fue encontrada en estado lamentable, pero sus actuales dueños lograron restaurarla y ahora está a la venta.

Uday Hussein, el hijo mayor de Saddam, sentía algo por los autos rápidos. Tenía una extensa colección de vehículos exóticos que incluía máquinas como la Ferrari F40 o el Lamborghini LM002, por nombrar ejemplos. Pero algunas acciones indebidas llevaron al enojo del dictador, quien incendió parte de su colección, mientras que aquellos autos que sobrevivieron fueron incautados por los Estados Unidos tras su invasión en 2003.

Pero no todos los autos fueron destruidos, y la Ferrari F40 de alguna manera escapó de Bagdad, aunque nadie sabía su paradero desde la guerra. Aquí es donde la historia se vuelve realmente interesante, como Mazan Amin, un entusiasta de los automóviles oriundo de Estocolmo y descendiente de iraquíes, le dice a CarScoops: “Todo comenzó alrededor de 2013 cuando vi en Rennlist un hilo sobre autos abandonados. Allí encontré una foto de un Ferrari F40 y comencé a estudiarlas cada vez más”, recuerda Mazan. Su padre reconoció el lugar donde el automóvil fue fotografiado como su ciudad natal de Erbil, la capital de la región del Kurdistán de Iraq, entonces ambos fueron al lugar exacto donde se tomaron las fotos.

Al llegar a Kurdistán, y tras una ardua investigación, lograron dar con la persona que poseía el Ferrari F40, cuyo nombre no fue revelado. Para sorpresa de los buscadores, el poseedor vivía en una gran casa con torres en cada extremo, vigilancia con cámaras y guardias armados. El propietario los saludó y les mostró una Ferrari 360 Modena y un BMW Z8 rojo. “El caballero, que era una copia de Al Capone con un chándal y el pelo peinado hacia atrás, nos invitó a otra sala, un área menos glamorosa”, contó Mazan. Una vez en el lugar y más allá de una gran puerta, finalmente pudieron ver lo que parecía un espejismo hasta ese preciso momento: la Ferrari F40 de Uday Hussein.

Como era de esperarse, Mazan tomó muchas fotos del deportivo, que estaba en un estado triste y abandonado. Le dijeron que el automóvil había sido enviado a Turquía para su reparación hacía un tiempo y que la gente allí descubrió que anteriormente había sido propiedad de Uday Hussein. No querían devolver el vehículo, pero el propietario fue a Turquía y “con insistencia, recuperó el automóvil con muchas piezas faltantes”. Finalmente, Mazan Amin y su padre se quedaron con esta F40 a cambio de 300 mil dólares, un precio demasiado bajo teniendo en cuenta el auto del que estamos hablando.

En la actualidad, el vehículo fue completamente restaurado y el propietario quiere 1.15 millones de dólares a cambio, en caso de que existiera alguien interesado en comprarlo.

Fotos: carscoops

También podría interesarte: