noticias |

La evolución de la Toyota Hilux: así fue cambiando el diseño de la pick up

Te mostramos cómo fue modificando su estética la pick up más exitosa del mercado.

La Toyota Hilux no sólo es una de las pick ups más vendidas del mercado, también se trata de uno de los productos más conocidos de la marca japonesa a nivel global, junto con otro clásico como es el Corolla. A lo largo de sus más de 50 años de vida, el diseño de la pick up ha mostrado una notable evolución, aunque siempre apoyado en tres pilares fundamentales que supo conservar en todas sus generaciones hasta la actual: robustez, confiabilidad y capacidad off road.

Toyota Hilux

Los inicios de la Toyota Hilux

La Hilux nació en Japón en 1968 como una pick up de dimensiones compactas, con una configuración de cabina simple y un motor 1.5 de apenas 77 CV. En su versión más grande la longitud llegaba a los 4,70 metros, con un aspecto convencional que mostraba ciertas reminiscencias con el Corolla de aquellos años.

Toyota Hilux 1

La segunda generación llegó en 1972 y para esta época la pick up de Toyota ya era conocido en otros mercados fuera de Japón como Estados Unidos o Nueva Zelanda. Los motores eran un 1.6 de 83 CV y otro 2.0 de 105 CV, siempre nafteros y combinados con un sistema de tracción simple a las ruedas traseras.

Llegamos así a la década del 80 y la tercera generación de la Toyota Hilux, que fue finalmente la variante que llegó a la Argentina en la recordada época de la plata dulce. Su diseño era clásico para la época con líneas rectas combinadas con ópticas redondas y a su vez manteniendo la esencia de sus antecesores.

Te puede interesar
De colección: se vende una pick up Toyota 4×4 de los 80 con detalles imperdibles

Esta generación de la Toyota Hilux recibió la denominación interna N30 y N40 y trajo consigo varias novedades que le permitieron a la pick up consolidarse como una verdadera herramienta de trabajo, destacándose por su robustez y prestaciones off road. A su vez, con este cambio generacional debutaba en la línea Hilux la tracción 4×4.  toyota hilux gen 3

La cuarta generación de la Toyota Hilux, presentada a nivel mundial en 1983 mantenía una silueta “cuadrada” pero también sumó ópticas en formato rectangular, que estuvieron presentes en la Hilux durante más de 20 años. Quizás esta serie de la pick up se hizo conocida entre los fanáticos del cine por su aparición en la saga de Volver al Futuro, con una impecable unidad de color negro.

La quinta generación, lanzada inicialmente en 1988, llegó a producirse en la Argentina desde 1997, algo que representó un verdadero hito en la historia de Toyota. Cuatro años más tarde, esta gama sufrió un sutil rediseño con la incorporación de motorizaciones más potentes.

Te puede interesar
Proyectan cómo será la nueva Toyota Hilux y los cambios de su diseño

toyota hilux gen 4 toyota hilux gen 5

Punto de quiebre en la historia de la Toyota Hilux

En 2004 se presentó la séptima generación de la Hilux, que significó uno de los cambios de línea más importantes del modelo en lo que respecta a su espacio interior, cortesía de una carrocería más grande que inició además una tendencia de incremento de tamaño en el segmento de pick ups. Esta línea llegó a nuestro mercado en 2005, también fabricada en la planta de Zárate, al igual que su antecesora.

En Argentina, la séptima generación tuvo su primer rediseño en 2008, modificando parrilla y paragolpes delantero, para luego llegar al segundo restyling en 2013 con un lavado de cara más profundo que incluyó ópticas y en menor medida el sector posterior, sumado a un incremento de potencia para el motor 3.0 turbodiesel (pasó de 163 a 171 CV).

Toyota Hilux gen 7 Toyota Hilux gen 9

Llegamos así a la octava generación de la Toyota Hilux, que en la actualidad ya va por su segundo ‘facelift’. Se presentó en 2015 continuando la premisa de todas las generaciones anteriores, pero sumó tecnología y confort para estar a la altura de sus rivales directos, en un segmento que tuvo una marcada evolución en los últimos años.

Toyota-Hilux-gen-10

Recibió su última actualización a fines de 2020 con sutiles retoques estéticos que le permitieron mantener su liderazgo indiscutido desde hace unos cuantos años. Pero más allá de los cambios en el diseño, en esta línea la Toyota Hilux recibió importantes mejoras en lo que respecta a seguridad, con la incorporación de ayudas a la conducción, que hasta ese entonces nunca había ofrecido, lo que la dejaba relegada frente a algunas de sus rivales de segmento.

Te puede interesar
Toyota prueba una inédita versión de su pick up más exitosa

A nivel mecánico, esta octava generación abandonaba el anterior motor de 3 litros para adoptar uno más pequeño, con 2,8 litros pero conservando la confiabilidad característica de la marca. En su última evolución entrega 204 CV (224 CV en la versión GR Sport) y 500 Nm de torque, que le otorgan buenas reacciones y un destacado desempeño fuera del camino, el ámbito donde la Hilux siempre se sintió más a gusto.

Toyota-Hilux-Master-Test-arena-2

Así las cosas, ahora la mira está puesta en la futura generación de la Toyota Hilux, que debería irrumpir recién en 2025, teniendo en cuenta que cada generación tuvo una vigencia en el mercado de diez años. Todo indica que la nueva Toyota Hilux mantendrá todos los atributos que siempre la caracterizaron, pero también estará adaptada a los tiempos que corren, sobre todo en términos mecánicos con la incorporación de una inédita versión electrificada.