noticias |

Este increíble Mustang estuvo parado ¡50 años!

Se trata de una exclusiva versión Boss 302 y su dueño lo compró “cero” en 1970. V8, 290 CV y una historia para contar.   

En el sur de Wisconsin, Estados Unidos, apareció el posible único Mustang Boss 302 con su primer dueño que existe del mundo: Daryl Cook compró este auto 0km en un concesionario Ford de Union Grove en 1970, lo usó durante 11.530 millas, lo estacionó y lo guardó por… ¡50 años!

El Boss 302 es una versión potenciada del clásico muscle car americano. Para hacerle frente a su eterno rival, el Camaro, en 1969 Ford colocó en el Mustang un motor V8 de 302 pulgadas cúbicas (por eso el nombre) que equivalían a aproximadamente 5 litros de cilindrada y 290 CV.

El Boss 302 tenía un tratamiento especial en la carrocería, con las clásicas franjas negras y una enorme toma de aire en el capot. En el frente disponía de un deflector y en la tapa del baúl contaba con un pequeño alerón, como accesorios extra. El nombre Boss fue un homenaje del diseñador del auto al presidente de Ford por ese entonces, Semon “Bunkie” Knudson.

Cook tiene 74 años y recientemente se dio cuenta que ya no tiene los reflejos ni la fuerza para conducir el auto, sobre todo por el embrague duro y la potencia disponible. Por lo tanto, tomó la decisión de poner a la venta su preciado Mustang. A pesar de estar bastante sucio por el polvo, al auto se lo ve en buenas condiciones, según la imágenes que difundió el sitio MotorTrend. No se ve óxido en la superficie, ni abolladuras o rayones en la pintura. Incluso los neumáticos muestran la firma de GoodYear en blanco, e increíblemente son las mismas con las que el auto salió de la agencia en 1970.

Por debajo, el agua provocó pequeños agujeros en los caños de escape, pero nada grave que no se pueda reparar. Además, su dueño advirtió que nunca usó el auto para correr ni tampoco lo maltrató ni aceleró de más. El motor también está en buenas condiciones, el carburador conserva los números de motor originales, y el cable de acelerador y distribuidor son los de fábrica. A su vez el tacómetro nunca fue desconectado.

El interior también está impecable. Como el auto estuvo guardado y no al aire libre, el tablero está intacto y no presenta quebraduras en los plásticos, algo muy común en autos de 50 años de antigüedad.

Un restaurador de Mustang llamado Bob Perkins vio el auto y se mostró muy interesado. Dijo que el valor de esta unidad en particular, como mucho, está entre los 55 mil y 65 mil dólares, dependiendo del estado de la pintura una vez lavado y de las partes mecánicas que haya que reemplazar.

También podría interesarte: