noticias |

¿Este fue el primer híbrido enchufable?

Si bien es una tecnología muy reciente, hace más de 30 años una marca alemana presentó un modelo inédito con la tecnología híbrida “plug in”.

6El Audi 100 Avant Quattro Duo se mostró por primera vez en el Salón de Ginebra en 1990. Este modelo tomaba como base al Audi 100 Avant “estándar”, que sería el antecesor del actual A6. A diferencia del convencional con motor naftero, esta variante contaba con un motor 2.3 de cinco cilindros y 136 CV enviados al tren delantero, y un motor eléctrico Siemens que enviaba 13 CV adicionales al eje posterior.

El motor eléctrico estaba alimentado por una batería de níquel-cadmio colocada en el piso del baúl y en aquella época le permitía al Audi 100 alcanzar una autonomía de 39 km en modo totalmente eléctrico a una velocidad máxima de 50 km/h.

En total se fabricaron tan sólo diez unidades de este modelo especial, que fueron utilizados en distintos programas de pruebas, por ejemplo, como taxis en la localidad de Ingolstadt. A pesar de que los híbridos no llamaban la atención en esa época, Audi siguió mejorando este concepto y lanzó una segunda versión del modelo en 1991.

Seis años más tarde, en 1997, Audi volvió a apostar a esta tecnología y presentó el Audi A4 Avant 1997. Esta vez con una pequeña producción limitada, lo que convirtió a la marca alemana en ser la primera en crear un híbrido enchufable de producción.

Aquel modelo contaba con un motor TDI 1.9 con 90 CV y un motor eléctrico refrigerado por agua con 29 CV extra, todo asociado al eje delantero. La velocidad máxima en modo eléctrico era de hasta 80 km/h y en uso normal podía alcanzar 171 km/h.

También podría interesarte: