noticias |

España: el que corte una calle podrá tener una multa de 42 mil pesos

Que en Argentina hay problemas, no es una novedad. Y ese pensamiento de que “afuera están mejor”, no es tan así. Desde que llegué a Europa, conocí el conflicto separatista catalán en Barcelona, España; en Francia se hicieron escuchar los “chalecos amarillos”, y en Croacia toman medidas contra (algunos) inmigrantes, mientras que al mismo tiempo muchos eligen marcharse del país, en búsqueda de mejores posibilidades.

“Ustedes arman una revolución por todo”, me dijo una rusa con cierto tono de sorpresa y admiración. Claro, ella vivió tres meses sobre la calle Alsina, a cuadras de la Plaza de Mayo, centro de las protestas en la Ciudad de Buenos Aires.

¡Y es cierto! Por cada asunto que creemos que nos perjudica, nos hacemos escuchar, lo cual me parece bien, pero a veces los modos no son solidarios con el prójimo: cortes de calles, avenidas, rutas o de servicios (como el subte), perjudican a miles de personas que nada tienen que ver con el problema, ni mucho menos, con su origen.

“Andá a cortar una calle en…” y agréguenle el nombre de cualquier país que muchos consideren “desarrollado”. Esa frase también la escuché mil veces en Argentina, y seguro que también la pronuncié mientras trataba de circular a paso de hombre por la avenida 9 de Julio.

Bueno, en España, esta semana tomaron medidas que me hicieron acordar a esa frase. El conflicto entre taxistas y conductores de Uber o Cabify está más latente que nunca, y los primeros decidieron cortar las vías de egreso del aeropuerto de Barajas, en Madrid (foto), durante el desarrollo de una de las ferias internacionales más importantes del país.

¿Qué hicieron las autoridades locales? Multa de 600 a 1000 euros a la persona que sea identificada, o sea, entre 25 a 42 mil pesos. Y además, quita de seis puntos en el registro de conducir, una de las más altas, comparable con faltas por conducir ebrio o exceso de velocidad grave, los cuales sólo son recuperables tras tres años sin sanciones, o haciendo un curso de reeducación vial.

Claro que esta resolución no le cae bien a muchos, pero peor es que violen el derecho de libre circulación que tiene el resto de los ciudadanos. No estaría mal que adopten una medida similar en Argentina.

Por: Lucas Amestoy.