noticias |

El rey del consumo: ¿cuánto gasta el Citroën C4 HDi?

Realizar un viaje veraniego a bordo de este Citroën es una experiencia gratificante para el bolsillo. Y no solo eso: también son determinantes el espacio para los ocupantes de las plazas trasera y la capacidad de carga del baúl.

Embarcarse en un viaje de verano en familia es una odisea. No en todos los casos, pero sí en el mío. La idea era recorrer diferentes balnearios de la Costa Atlántica, nada del otro mundo. Pero detenerse a repostar por estos lugares siempre demanda un tiempo que a los ansiosos –como quien suscribe– no les gusta perder. Por eso, para nosotros, salir a la ruta con un auto como el Citroën C4 HDi es sinónimo de felicidad.

Citroen-C4-Lounge-Lateral

Obvio, no viajamos todo el rato a 100 km/h, pero el consumo a esta velocidad es ideal para los que no solo no quieren detenerse a refuelar sino también para los que menos quieren gastar en combustible. Poquito más de 5 litros y algo más de 1.100 km de autonomía posibles. Una cifra fantástica para uno de los últimos sedanes que se fabricaron en Argentina, que fue discontinuado el año pasado junto a la familia 308/408.

Te puede interesar
Advierten por la falta de combustible en estaciones de servicio de Argentina

El 1.6 turbodiésel de 115 CV es un motor re-contra-archi probado. A pesar que su potencia puede parecer escasa, cuando “prende” la turbina la respuesta es inmediata. Es un motorazo que, si bien tiene sus años a cuesta, aún está vigente en un mercado que cada día le da más la espalda a este tipo de impulsores.

Claro, su consumo miserable es su mayor virtud. En la ruta lo pisamos un poco más, por supuesto. A 130 km/h constantes el Citroën C4 gasta 6 litros y medio, lo que brindaría una autonomía superior a los 900 km. En ese momento, en sexta, viaja a poquitito más de 2.500 rpm. Una delicia. Justamente, la caja es de recorrido corto y preciso, y cuenta con indicador visual que avisa cuándo es el mejor momento para subir o bajar de velocidad. Correctas relaciones que sacan provecho de este “uno-seis”.

Te puede interesar
¿Cuánto gasta un motor 2.0 cada 100 kilómetros?

Citroen-C4-Lounge-Trompa

El chasis y las suspensiones del Citroën C4, probablemente como todo producto de PSA, están más pensadas para ofrecer un buen comportamiento dinámico que para brindar el máximo confort en ciudad. Sí, peca de “durito” atrás (si tenés o tuviste un Peugeot o un Citroën, sabés de lo que hablo) y más con los cauchos 225/45. Cuando se atraviesa un empedrado o se cruza un lomo de burro sin ser precavidos, el desnivel en el asfalto se hace notar en todo el habitáculo.

Te puede interesar
Volkswagen Amarok V6, prueba de consumo: ¿cuánto gasta?

A la hora de recorrer un poco los balnearios costeros el consumo apenas ascendió a los 8,1 litros. Climatizador automático a full, claro. Un dato no menor: no buscamos ahorrar en este caso, disfrutamos del viaje y cada ciudad. Recién luego de una visita a la siempre encantadora Mar del Plata y un día donde nos sorprendió muy gratamente una tranquila y familiera Miramar (los años no vienen solos), tuvimos que llenar el tanque. Eran casi la 01.00 AM y el playero de la estación nos recibió con ganas de charlar. ¿Cuántos kilómetros habíamos recorrido hasta ahí? Muchos, pero muchos de verdad, eh.

Te puede interesar
Prueba de consumo: ¿cuánto gasta el Peugeot 308 diésel?

¿Cuánto gasta el Citroën C4 HDi?

Litros/100 km (Autonomía)

A 100 km/h    5,1 (1.176)
A 130 km/h    6,5 (923)
Urbano          8,1 (740)

Como si se tratara de la propia suerte, para salir de vacaciones y no sufrir en el intento, al consumo hay que ayudarlo. El espacio a bordo es fundamental. El equipamiento de confort, vital. Y por supuesto la capacidad de carga del baúl. Más si se viaja con dos chicos que al interminable equipaje de la patrona llevan dos pelotas de fútbol (una grande y una chicha, “por las dudas que se pierda alguna”), botines de todo tipo, paletas, raquetas, tejo, etc. Los 450 litros de capacidad de carga del sufrido baúl del Citroën C4 Lounge fueron aprovechados al máximo, aunque no le vendría mal unos litros extra.
Citroen-C4-Lounge-Interior

La posición de manejo ideal es muy fácil de encontrar gracias a la doble regulación del volante y la capacidad de ajustarse en altura de la butaca. Lo único que “resta” a los mandos del C4 Lounge es el tablero digital. Sí, ya lo repetimos varias veces, pero es algo que al menos yo no me canso de criticar. Ok, la iluminación es buenísima y el velocímetro es enorme, pero creo que este modelo merece algo mejor. Atrás el espacio es muy amplio. Los pibes viajan seguros y cómodos, sin necesidad de combatir (literalmente) por el territorio. El apoyabrazos central les divide la cancha y el viaje es aún más tranquilo. Ah, y tienen salidas de aire individuales, por lo cual también van fresquitos. El equipamiento de seguridad tiene lo que le podemos exigir a este C4: 6 airbags, ESP, ABS, y ganchos Isofix.

No es el más silencioso de su clase. Penetran algunos ruiditos eólicos, el motor es algo rumoroso cuando se lo exige… pero adentro se puede disfrutar de la música de turno, que podemos elegir desde el clásico pen drive, desde Spotify vía Bluetooth o bien directamente desde el celu, previa conexión por CarPlay o Android Auto. Y, claro, también tener disponibles otras funciones anexas al sistema multimedia que trae de fábrica este Citroën. En materia de confort suma cámara de retroceso (con guías pero sin sensores), limitador de velocidad, control crucero y arranque en pendiente.

Te puede interesar
¿Cuál es la pick up con mejor rendimiento de combustible en ciudad?

Citroen-C4-Lounge-Trompa-3