noticias |

El Auto y la Ley de Murphy

Edward Murphy Jr. que trabajaba para la Fuerza Aérea estadounidense en 1949, hizo famosa la frase que da color a un sinfín de situaciones que solemos vivir. Aquí, algunas...

Transcurrido el período de vacaciones decidí ponerle una cuota de humor a esta columna. Y nada mejor que las leyes de Murphy (*) para regodearnos un poco con sus delirantes conceptos que no están alejados de la realidad y que vivimos cotidianamente detrás del volante. Estos son los tips más divertidos (y reales) que rescaté.

ley de murphy figueras

  • La información más importante que necesitamos en cualquier mapa está en el doblez, el cual está roto e ilegible.
  • Cuando se aprende a manejar también se aprende a maldecir.
  • Su automóvil siempre consume más combustible y aceite que los de otras personas.
  • El camino más corto siempre está en malas condiciones y tiene las pendientes más elevadas.
  • Si estaciona a seis cuadras de distancia del lugar a donde se dirige, caminando encontrará dos que están a metros de su destino.
  • Cuando no tiene ningún apuro el semáforo cambiará verde tan pronto como su auto se haya detenido completamente.
  • Su automóvil y un camión se aproximan en sentido contrario en una ruta sin tránsito pero se encontrarán en un puente angosto de una sola mano.
  • El conductor que va detrás suyo en una autopista quiere ir 6 km/h más rápido.
  • El primer insecto que impacte en su parabrisas limpio lo hará frente a sus ojos.
  • La posibilidad de extraviarse en un lugar desconocido es directamente proporcional a quien le indicó el camino y le dijo “No puede perderse”.
  • Los seguros cubren todo, excepto lo que sucede.
  • Si se propone arreglar algo en el vano motor del auto y se le cae la herramienta nunca llegará al suelo y si lo hace será en un sitio geográficamente inaccesible.
  • No importa cuál sea la reparación en su auto, terminará inevitablemente cubierto de grasa y aceite.
  • En casos de emergencia las herramientas métricas o en pulgadas pueden usarse indistintamente.
  • Cuando se produzca una falla mecánica ocurrirá en el momento menos oportuno.
  • Cualquier elemento del motor es más fácil desarmar que de ensamblar.
  • Cuando le quiera demostrar al mecánico que su auto no arranca, arrancará.

(*) Se las atribuyen a Edward Murphy Jr. que trabajaba para la Fuerza Aérea estadounidense en 1949 que hizo famosa la frase “Si algo puede salir mal, pasará”. 

Te puede interesar
4 razones de por qué humea un auto