noticias |

Downsizing en su máxima expresión

DTM es una de las categorías de autos de turismo más importantes y populares del mundo. Así como suele pasar en la Formula 1, las normativas cambian cada año y en el caso de la DTM, se obligó a las marcas participantes a desarrollar un motor que exprima el downsizing como nunca antes. 

Audi invirtió casi tres años y más de 1.000 horas de pruebas en este motor para lograr la confiabilidad necesaria y obtener la mayor cantidad de victorias posibles. Se trata de RS5 que equipa un 6 cilindros con 2 litros de cilindrada y turbocompresor, capaz de producir 610 CV y girar a 9.500 vueltas por minutos. Una obra de arte y clara evidencia de lo que son capaces los alemanes con un motor que pesa solo 85 kg. Todas estas especificaciones le permiten al turismo acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos. Además los pilotos tendrán un función especial “push-to-pass”, con la cual dispondrán de 30 CV extras durante unos segundos.

Según comentó Audi Sport, cada uno de los aproximadamente 2.000 componentes de este motor de DTM han sido diseñados desde cero. En teoría, pueden cubrir 6.000 kilómetros sin ningún tipo de problema y alcanzar los 300 km/h como velocidad máxima.

Subí el volumen y disfrutá

También podría interesarte: