noticias |

¿El fin de una era? Dodge presentó la nueva generación de un emblemático deportivo norteamericano

Es una nueva evolución del modelo que perteneció durante muchos años al segmento de los ‘muscle cars’ norteamericanos. ¿Qué tiene de particular?

Junto a Camaro y Mustang, los nombres Charger y Challenger siempre fueron sinónimo de ‘muscle car’ norteamericano. El año pasado Dodge sorprendió a todos al anunciar la discontinuación de la coupé (Challenger) y el sedán (Charger) pero ahora la marca que ahora pertenece a Stellantis pateó el tablero y presentó el Charger 2024.

Dodge Charger frente

Hace un par de años se había presentado como concept el nombre Charger Daytona SRT y ahora Dodge utilizará esa denominación para la versión coupé del deportivo, mientras que el sedán se llamará Charger “a secas”. Así queda unificada la gama y el Charger, que nació como un dos puertas para luego convertirse en sedán, volverá a ofrecer una silueta coupé, algo que la marca había solucionado en su momento con el Challenger.

El Dodge Charger se renueva con una nueva plataforma y dos opciones de carrocería

Pero para no confundirse con esta ensalada de nombres, lo importante es que Dodge desarrolló la nueva generación de sus deportivos más emblemáticos sobre una plataforma completamente nueva (la STLA Large de Stellantis) que admite motorizaciones eléctricas, algo que seguramente generará revuelo entre los más fanáticos y puristas amantes del V8.

Te puede interesar
Volkswagen agranda su familia de eléctricos: así son los nuevos modelos deportivos

Dodge Charger trompa

Y ahí comienzan las malas noticias para los que pertenezcan a ese grupo porque Dodge se despidió de los V8 con los anteriores Charger y Challenger. Ahora la nueva gama sólo vendrá con motor eléctrico o en su defecto un naftero de seis cilindros que llegará más adelante.

Dos versiones eléctricas para el Dodge Charger

Por el momento se anunciaron dos versiones eléctricas de la coupé. La R/T produce 503 CV y 548 Nm de torque, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y completar el cuarto de milla en 13,1 segundos. Además habrá otra versión Scat Pack con 680 CV y 850 Nm, que reduce los tiempos de aceleración a 3,3 y 11,5 segundos.

Dodge Charger trasera

Ambos modelos incorporan diferentes modos de conducción (Auto, Eco, Sport, Mojado/Nieve, Track) que se pueden seleccionar mediante un botón en el volante. Tienen hasta un modo Drift con tres ángulos de desplazamiento que el vehículo mantendrá sin intervención del conductor.

Te puede interesar
Un histórico deportivo recibió mejoras ¿antes de su despedida?

Si bien es algo insignificante en un vehículo de este tipo, habemos de autonomías. Para el R/T declaran 510 kilómetros, mientras que en el caso del Scat Pack se reduce a 418 km. Ambos se pueden recargar en terminales rápidas que completarán del 20 al 80 % de la carga en cinco horas y media con un cargador de 11 kW. La batería es de 94 kWh.

Dodge Charger accion

Un detalle curioso tiene que ver con el generador de sonido que intenta emular un sistema de escape de un Dodge de la vieja escuela. El sonido cambia según el modo de conducción seleccionado pero la marca no difundió ningún clip con un audio.

A partir del año que viene Dodge ofrecerá el motor Hurricane de seis cilindros en línea que ya utilizan otros modelos de Jeep y RAM. Por eso decimos que los puristas lamentarán la ausencia del V8, que se despide tras casi 60 años de trayectoria acompañando a la gama de deportivos de Dodge.

Dodge Charger perfil

Así las cosas, el 3.0 con una potencia estimada de 426 CV reemplazará al anterior HEMI 5.7 de 380 CV. Igualmente, la marca no publicó cifras de aceleración para el Charger con la nueva mecánica naftera.

Te puede interesar
Así es el nuevo hiperdeportivo europeo que hace temer a los norteamericanos

Un interior renovado con dos pantallas digitales y butacas deportivas opcionales

Respecto del interior, hay una presentación que se acerca a lo prometido con aquel concept, donde todo el protagonismo se lo llevan las dos pantallas para el instrumental y el sistema multimedia Uconnect de 10,25’’ en la consola central. Las butacas deportivas con apoyacabezas fijos son opcionales, así como también los tapizados de cuero Nappa con costuras rojas.

Dodge Charger interior

Dodge Charger 2024: ¿digno sucesor de los legendarios muscle car norteamericanos?

Dodge no brindó detalles sobre el precio que tendrá la nueva familia Charger pero se espera que arranque en valores que estarán cerca de los 50.000 dólares para el modelo más básico y menos potente. ¿Será esta nueva propuesta de Dodge aceptada como sucesor de los legendarios Charger y Challenger?

Dodge Charger palanca