noticias |

Mi cuarentena con un Peugeot 308S

Figueras nos cuenta su experiencia durante esta cuarentena junto a un Peugeot 308S.

La cuarentena decretada ante la aparición del Covid-19 obligó a todos los ciudadanos a modificar los usos y costumbres. Sufrimos limitaciones de circulación y nos vimos confinados a pasar mucho más tiempo en nuestros hogares y salir solo para cubrir nuestras necesidades esenciales. En nuestro caso, desde hace máś de ochenta días, estamos trabajando bajo el sistema “home office” con unas pocas incursiones a la redacción.

Mi cuarentena comenzó heredando un Peugeot 308S que la terminal nos había asignado para que los responsables el área Comercial de Motorpress viajaran hasta Expoagro. Retornados me dejaron la unidad para que combinara con Francisco Lugones (Peugeot) la devolución ya que vivimos en el mismo barrio. Pero sobre fines de marzo se implementó la cuarentena que estamos viviendo, por lo tanto cerró la planta de Caseros y me informaron: “Quedátelo hasta nuevo aviso”.

Ya pasaron casi doce semanas y el 308 sigue en mi poder. Por supuesto que no es precisamente una molestia, todo lo contrario. Si bien dispongo de permiso de circulación el odómetro parcial apenas marca 1.000 kilómetros recorridos. Un par de veces por semana fui hasta la redacción donde dispongo de material de consulta que no tengo en mi casa. Además, es una forma de cambiar el aire y salir del encierro. Por otra parte me sirvió para darle un respiro a mi Fiat Coupé 2.0/16v al que pongo en marcha una vez por semana y lo saco a dar la “vuelta al perro”; los autos que no se usan se deterioran inevitablemente.

En mis visitas a la redacción también aprovecho para hacer algunas compras de comestibles en la zona de Barracas donde están nuestras oficinas. Aprovechando el viaje paso por El Delfín (la mejor pescadería de Buenos Aires) y unas cuadras más allá, sobre la avenida Patricios, hago una pasada por la casa de pastas Bologna que hacen unos ravioles de pavita y borraja inigualables.

Así pasan mis días de cuarentena al volante del 308S que quiero devolver pero no puedo. Aunque a ritmo lento, las plantas automotrices van retomando la actividad y en el corto o mediano plazo irán liberando unidades para test drive. Ya en la próxima edición de auto test tendremos algunos vehículos de origen regional e importados y así volver, paso a paso, a la normalidad.

Mientras tanto sigo disfrutando del Peugeot 308S. Lo voy a extrañar…

Carlos F. Figueras

También podría interesarte: