noticias |

Contacto: Nissan Frontier S 4×4

En octubre de 2018, Nissan completó el cuarteto de marcas que producen pick ups en el país con la Frontier. Dijo presente en el mercado argentino con un producto mejorado en materia de seguridad, confort y chasis, con respecto al modelo de origen mexicano. Ahora lanzó al mercado una nueva variante de su evolución nacional, y lo hizo dándole al consumidor una herramienta de trabajo más adecuada para cumplir el rol de utilitaria. Con menor equipamiento y una motorización menos turboalimentada, se coloca como la versión de entrada de gama del modelo producido en la planta cordobesa de Santa Isabel.

Por Julián Gabriel Frecia

Menor potencia, mayor eficiencia

Tanto las variantes S 4×2 como 4×4 con reductora se asocian a una transmisión manual de seis marchas y equipan el mismo 2,3 litros que ya manejamos en octubre pasado, pero ahora viene acompañado de un solitario turbo. Debido a esta pérdida de sobrealimentación, la potencia y el torque fueron las víctimas. La primera se vio reducida a 160 CV (contra 190) y la segunda a 42 kgm (contra 45,8 kgm). Diferencia que no se percibe en baja, pero sí se vuelve notoria en alta, donde el turbo perdido cumplía la tarea de comprimir los gases en ese régimen específico. La capacidad de carga casi no varió, cuenta con 1.053 kilos (contando los pasajeros), frente a los 1.039 kilos que declara Nissan para su variante LE 4×4.

Sin lugar a dudas, donde se destaca este motor es a la hora de evitar el surtidor. Circulando en autopista a 80 km/h, el motor gira a 2.500 vueltas y consume solo 5,2 l/100 km. Si aumentamos un poco más la velocidad hasta los 100 km/h, el consumo se eleva a los 7,8 litros. Sorprendió en el ámbito urbano, con unos 9 litros, posicionándose entre las pick ups más eficientes.

Siguiendo por el escenario urbano, si bien acertadamente no hubo modificaciones en la suspensión trasera –mismo esquema multilink–, el confort de marcha no es el mismo. Debido a las cubiertas Bridgestone con un gran perfil, el rebote es algo más notorio y molesto que en la versión tope de gama.

En ruta se la sintió menos plantada, con una mayor sensibilidad a vientos laterales, pero con un correcto rendimiento y performance. Una vez que se superan las 3.500 rpm, el motor se vuelve algo perezoso. Por lo cual, si se planea hacer un adelantamiento, hay que calcular con mayor certeza la distancia/tiempo o realizarlo donde el motor dispone de su máximo torque.

Conseguir la cotización auto test de la Frontier S

Diferencias

A primera vista, como toda pick up de entrada de gama, las diferencias son casi siempre las mismas. Si observamos la parte frontal, se deja en evidencia la ausencia de la parrilla cromada (ahora con el mismo color de carrocería) y las luces LED diurnas de posición. En el lateral ya no disponemos del estribo, y se encuentra la clásica implementación de chapa en las llantas de 16” y la utilización de plástico tanto en las manijas como en los espejos. Por supuesto que ya no tenemos la tecnología 360º, ni cámaras. Si nos vamos para la parte trasera, se puede ver la utilización del color negro para el paragolpes, y en la caja, el faltante del cobertor y toma de corriente de 12v. Por último, en la parte superior carece de techo solar y barras.

Lo justo y necesario

Puertas adentro uno se encuentra con lo necesario. Tapizado de tela para las butacas, con apoyabrazos central para ambos pasajeros delanteros, sistema multimedia con Bluetooth, entradas USB y auxiliar. En el volante solo disponemos de los botones ubicados en la parte izquierda para manejar toda la multimedia. Ahora, si queremos usar la computadora central, hay que hacerlo como en la vieja escuela, mediante las clásicas perillas ubicadas en el tablero e indicando la función a analizar.

En el equipamiento de seguridad es donde la versión de entrada de gama sufre más. Entre lo más destacado, dispone de control de tracción y estabilidad, Isofix y asistente de ascenso y descenso en pendiente.

Lo que sale

Considerando que el precio de la “full” LE 4×4 AT7 ascendió al monto de $1.758.000 pesos, esta versión marca un abismo con un precio de $1.203.000. Además, también se encuentra la de tracción simple 4×2, que se coloca por debajo, con $1.033.000.

Si analizamos la competencia, no hay demasiadas opciones con motorización de entrada de gama. En total son cuatro las de doble cabina y con motorización menos potente, contando la misma Frontier. Nos encontramos con la Ford Ranger XL 2.2 4×4 a $1.225.600 (cabina doble), con la Toyota Hilux DX 2.4 a $1.293.300 y, por último, la Volkswagen Amarok 4×4 Trendline a $1.421.000.

3 thoughts on “Contacto: Nissan Frontier S 4×4

  1. Cristian dice:

    Que tal, cual sería la pick up más barata de todas pero mejor equipada. De qué precio estaríamos hablando. Saludos y gracias !!!

  2. Daniel dice:

    Es correcta la nota donde dice que a 80 km /ha el motor gira a 2500 rpm, me parece un poco mucho

    1. auto test dice:

      Buenos días Daniel! Así es, corresponde a las vueltas en 5ta marcha y no en 6xta. Saludos!

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: