noticias |

Citroën Xsara VTS: ¿la coupé más divertida de la época?

¿Qué motor tenía? ¿Cómo era su comportamiento? ¿Y las prestaciones? Todas las respuestas en esta nota.

Más de un lector estará sorprendido por mi elección en esta serie de los autos más divertidos que manejé. El Citroen Xsara VTS era un modelo que pasaba desapercibido a pesar de tener una suspensión rebajada con llantas de 15 pulgadas pero que en poco o nada se diferenciaba de la versión más familiar o doméstica. 

CITROEN XSARA VTS OPINION FIGUERAS

 

Este VTS coupé de dos puertas disponía de un motor de 2.0 litros de cuatro cilindros con doble árbol a la cabeza, multiválvulas, inyección Magnetti Marelli con una potencia de 167 CV y un par motor superior a los 20 kgm a 4.500 rpm, propulsor que también utilizaba su primo el Peugeot 306 GTi pero con caja de seis marchas y no de cinco como el Citroën. El desarrollo de esta versión deportiva de la marca francesa contemplaba suspensiones más elaboradas y firmes (que se hacían presentes en el confort de marcha) además de una barra estabilizadora más generosa en el tren posterior que por otra parte era autodireccional.

Pesaba poco menos de 1.200 kilos por lo que la relación peso/potencia estaba en el orden de los 7kg/CV, un valor digno de un auto netamente deportivo. Estaba equipado con cuatro frenos de disco que le permitían detenerse a 100 km/h en poco más de 40 metros que por esos años (1999) era un valor a tener en cuenta. Su Cx de 0,33 le permitía una velocidad máxima de 222 km/h en quinta a casi 7.000 vueltas de lo que se deduce claramente que se trataba de un motor “vueltero” que permitía estirar los cambios superando ese valor hasta que se producía el corte.

CITROEN XSARA VTS TROMPA

En el manejo deportivo había que utilizarlo en regímenes altos del motor para lograr los mejores registros de aceleración que estaba por debajo de los 9 segundos para alcanzar los 100 km/h y en apenas 29,6 llegaba al kilómetro con partida detenida.

Respecto al comportamiento en AT 104 de junio del 99, definía así su comportamiento dinámico: “Doblando es franco, mantiene la trayectoria elegida por el conductor manteniendo en curva una trayectoria constante sin necesidad de correcciones a excepción que se le mezquine acelerador, entonces se mostrará con tendencia a subvirar como corresponde a un tracción delantera que soporta el 62% de peso en ese eje”.

CITROEN XSARA VTS ATRAS

Lo cierto es que cuando uno se familiarizaba con esta versión del Xsara se lo llevaba por donde el conductor decidía sin sorpresas ni vicios destacables y con una gran contundencia de tracción. Por otra parte disponía de una importante dotación de seguridad activa (cuatro airbags delanteros y ESP desconectable) poco habitual en sus rivales de época.

Sin duda fue uno de los autos más divertidos que he manejado y que ocupa un lugar preferencial en una larga lista de los autos que más disfruté a través de los años. No hace falta sentarse al volante de una Ferrari o un Porsche para que el manejo se transforme en placer. Y el Xsara VTS fue uno de esos elegidos sin necesidad de pertenecer al grupo de los superdeportivos radicales e inalcanzables.

CITROEN XSARA VTS FRENTE

Te puede interesar
Mercedes Benz volverá a exportar la Sprinter a Estados Unidos