noticias |

Chevrolet Tracker vs. Ford EcoSport ¿Cuál es mejor?

Comparamos el nuevo producto de Chevrolet con la referente histórica del segmento de Ford par ayudarte a elegir. Mano a mano sus variantes full Premier y Storm de 132 y 170 CV.

Hace horas que llegó pero ya estamos haciendo números y conjeturas y, por lo menos hasta que podamos tenerla, sacamos la lupa y nos pusimos a analizar su equipamiento, cotas y todo lo que esté a nuestro alcance. ¿La elegida para la comparación? La EcoSport, claro, otra de las protagonistas del segmento.

Arrancamos con las medidas. La Tracker se “agrandó” y eso le sirvió para empardar en longitud a la Eco: ahora las dos están, apenas, a 1 milímetro de diferencia: 4.270mm para la Chevy y 4.269 la Ford. Pero, con una salvedad importante: la longitud de la del óvalo contempla el auxilio en el portón.

Por eso, y tal como indicamos en la nota de lanzamiento, la Tracker tiene una mejor distancia entre ejes de 2,57 contra los 2,52 de la Eco que, sumados a que es más ancha (1,79 vs. 1,76), habla de, a priori, un mejor espacio interior, aunque eso también lo evaluaremos cuando la Tracker pase por nuestras manos.

Siguiendo la línea de la habitabilidad, Tracker también incrementó su baúl: de los flacos 306 litros pasó a 393, extensibles a 1278 con la segunda hilera rebatida. Esas cifras son mejores que las de Eco, que declara 362, un 10% menos, y 1162 con la segunda hilera “abajo”.

¿Más cotas? Claro. El tanque de combustible es notablemente mejor en Eco, que con 52 litros garantiza algo más de autonomía independientemente de las cifras de consumo. Tracker se queda atrás con 44 litros. A la hora de hablar de suspensión, la EcoSport saca a relucir la casi exclusiva suspensión independiente que tiene la Storm mientras que Tracker optó por la tradicional con eje torsional (pero sin barra).

Otra de las grandes novedades de Tracker es su motor. A nuestro país llega exclusivamente con el 1.2 turbo de 132 CV. EcoSport, por su lado, saca a relucir su GDI de 2 litros y 170 CV, el más potente del segmento. Aún así, Chevy apela con un torque de 190 Nm a 2.000 RPM para acercarse a los 202 que entrega Ford a 4.500 RPM.

La transmisión es otro punto neurálgico de este análisis. Si bien ambas optan por una automática secuencial de seis velocidades, Eco ofrece levas al volante (Tracker en el selector) y, el gran diferencial: una opción con tracción integral, algo que perdió la Tracker en este salto generacional y que varios le reclaman.

A la hora de la multimedia, los dos están al día, con pantallas de 8” y buenos e intuitivos sistemas: MyLink y SYNC, aunque Chevrolet da un paso más con los planes de WiFi y OnStar.

Echemos un vistazo al equipamiento de seguridad. Ambas cuentan con seis airbags, ESP de serie, detector de punto ciego, cinco cinturones inerciales y fijaciones isofix, aunque Tracker se despega con ADAS: alerta de colisión frontal y frenado de emergencia.

Por último, algo clave: el precio. Hay apenas una diferencia de 10.000 pesos, lo que lo convierte en un duelo cabeza a cabeza. La nueva Tracker Premier se ofrece a 1.819.900 pesos mientras la EcoSport Storm a 1.831.300. Ambas con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Vos, ¿con cuál te quedás?

ECOSTORM

tracker 1

FORD ECOSPORT STORM 10

tracker 3

ECOSTORM plancha

tracker 5

FORD ECOSPORT STORM 12

tracker baul

FORD ECOSPORT STORM 2tracker 8

FORD ECOSPORT STORM 3

tracker 2

 

 

 

También podría interesarte: