noticias |

Todo un capricho: el Bugatti “Baby” que cuesta 30 mil euros

Los autos de superlujo, con prestaciones que van más allá de la lógica son un auténtico capricho. Y si tenés hijos, qué mejor que ir malcriándolos desde sus primeros años.

Esa parece ser la línea que siguió Bugatti, quien en Ginebra expone el auto infantil más caro del mundo. Se trata del modelo “Baby II”, y se basa en el Type 35 Baby creado por Ettore Bugatti para su hijo Ronald, cuando este era apenas un niño.

Aunque parezca mentira, los 30 mil euros valen cada centavo. Es que cuenta con un motor eléctrico que tracciona hacia las ruedas traseras, con el cual es posible conducir en tres modos: “niño”, cuando la potencia se limita a 1,3 CV y la velocidad a 20 km/h; “adulto”, llevando el caballaje a 5 CV y una velocidad final de 45 km/h; y “Speed Key” (mismo nombre del modo más rabioso del Chiron), que libera la potencia a 13 CV.

Aunque parezca un chiste, no lo es. De hecho, Bugatti fabricará 500 unidades de su modelo más chico y, al mismo tiempo, asequible, dado que cuesta 30.000 euros, bastante menos que el Chiron, que sale 2.400.000 de euros, o la Voiture Noire, por la que el dueño pagó 11.000.000 en la moneda europea.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: