noticias |

Uno de los autos más lujosos que tenía Renault hace 30 años y con un kilometraje insólito

En esta oportunidad te mostramos una unidad del máximo exponente que tenía Renault hace más de 30 años. No te pierdas el estado de esta unidad.

Entre fines del 80 y principios del 90, el Renault más lujoso que se fabricaba en Argentina era el 21. El auto comenzó su producción en Santa Isabel apenas unos años más tarde de su debut en Europa, donde llegaba para reemplazar al 18, a pesar de que en nuestro mercado convivieron durante un tiempo.

Renault 21 TXI frente

Gracias a la gente de @retrovintagephotos en esta ocasión podemos conocer una unidad del Renault 21 del año 1994 en la versión más equipada que existía en aquella época, la TXI con ABS. Como se puede apreciar en imágenes, el auto se encuentra en un estado impecable, acusando apenas 21.000 kilómetros en su odómetro y con un nivel de originalidad que sorprende sobre todo cuando vemos el interior.

Renault 21 TXI kilometraje

El Renault 21 era la máxima expresión de lujo, confort y equipamiento que la marca francesa tenía dentro de su gama nacional. Para esta época y en el caso de esta unidad podíamos encontrar detalles innovadores como la inyección, que había debutado en la gama 21 en 1993, o los frenos ABS. Para tener una idea de lo importante que era para la época esto último, el auto tenía una identificación específica en el costado derecho de la tapa de baúl.

Te puede interesar
La coupé más emblemática de Renault: encuentran una unidad única casi sin rodar

Renault 21 TXI trasera

Con respecto al motor, es un 2.2 en posición longitudinal, cuatro cilindros en línea y un árbol de levas a la cabeza. Gracias a la inyección la potencia aumentaba hasta 120 CV, aunque la ventaja más notoria en esos años era el arranque de forma instantánea bajo cualquier condición de clima y altura, sumado a una mayor suavidad de marcha.

Pese a que la potencia puede resultar escasa, el Renault 21 podía orillar los 195 km/h de velocidad final y acelerar de 0 a 100 km/h en 11 segundos aproximadamente. La transmisión por su parte corre por cuenta de una caja manual de cinco velocidades.

Te puede interesar
Encontraron una Ford Sierra XR4 abandonada que hace años está juntando polvo

Renault 21 TXI frente 1

Otro rasgo distintivo que demostraba la época de apogeo que vivía nuestra industria automotriz estaba en el equipamiento de este Renault 21 TXI. En el caso de la unidad que ves en imágenes encontramos tapizados de cuero, faros antiniebla delanteros y traseros, cuatro levantavidrios eléctricos, aire acondicionado, dirección hidráulica, comando satelital del equipo de audio y el mencionado sistema de frenos ABS con discos en las cuatro ruedas.

Renault 21 TXI cola Renault 21 TXI interior Renault 21 TXI volante

Breve historia del Renault 21

Cuando se presentó en 1989 y junto con otros exponentes como Ford Sierra o Peugeot 505, el Renault 21 era uno de los máximos exponentes de la industria nacional en lo que respecta a calidad, equipamiento y tamaño.

El auto debutó con el diseño original europeo, que tenía varias similitudes con un hermano mayor que acá prácticamente no conocimos, el 25 (llegaron algunas unidades importadas). Para 1992 llega naturalmente la línea 92 con un rediseño estético, manteniendo el motor 2.2 (todavía con carburador) y las dos carrocerías: sedán y rural, también conocida como Nevada.

Te puede interesar
Uno de los Renault más deseados de los 90: no te pierdas el estado de esta unidad

A lo largo de su trayectoria el Renault 21 tuvo una gama amplia de versiones con diferentes niveles de equipamiento. A nivel mecánico, además del motor naftero que compartía con el 18 también llegó a ofrecer una versión diésel que no tuvo demasiado éxito. Por su parte, con respecto a las siluetas en 1994 se presentó el Alize, un Renault 21 de “dos cuerpos” como se lo llamó en aquel momento, es decir con portón trasero. Tampoco logró el nivel de trascendencia de su hermano sedán.

En síntesis, entre 1989 y 1996 el 21 fue el Renault más lujoso fabricado en Argentina. Quizás no es el vehículo más icónico que la marca francesa haya producido en nuestro país, pero como mencionamos más arriba era el claro ejemplo del nivel de calidad y prestigio que tenía nuestra industria hace más de 30 años.