noticias |

Autos eléctricos: ¿desencadenante de despidos masivos?

Leyendo informes y análisis en distintos medios especializados europeos se llega a la conclusión de que muchas veces el progreso y los avances tecnológicos vienen acompañados de un alto costo a mediano plazo.

opinion Figueras

Los gobiernos han puesto en marcha un plan para reducir significativamente las emisiones de C02. En Europa, los índices obligan a los fabricantes a intensificar la producción de autos híbridos y eléctricos. Precisamente por esta razón se ha encendido una luz de alarma en el caso de la proliferación de este tipo de vehículos, principalmente en la industria automotriz de Alemania, que da trabajo a más de 800.000 personas, generando ingresos por 425 mil millones de euros, algo así como el 5% de su PBI. Además, el 77% de los vehículos producidos en ese país se exportan.

Te puede interesar
En 6 años la autonomía de los eléctricos aumentó 135%

En los próximos cuatro años, Volkswagen invertirá 30 mil millones de euros en la fabricación de autos eléctricos, y consideran que la transformación de la industria costará a las empresas del sector alrededor de 100 mil millones, ya que todos se encuentran lanzados a la carrera tecnológica en autos híbridos enchufables y eléctricos puros.

Por el momento, debido a sus limitaciones (autonomía, tiempo de carga de las baterías, etc.), muchos usuarios aún siguen fieles a los autos con motores convencionales a nafta o diésel y están a la espera de los acontecimientos que se avecinen.

Te puede interesar
Honda y General Motors se asocian para desarrollar autos eléctricos

Sin embargo, los analistas aseguran que se vislubran nubes negras en el horizonte aunque aún no se han encendido las luces de alerta roja. El auto eléctrico, aseguran, será el desencadenante de una tormenta que se reflejará en cierre de fábricas y despidos masivos, especialmente entre los proveedores externos de elementos para los motores convencionales y autopartes en general. Estudios realizados en Europa pronostican que en 2030 más del 50% de los autos que circulen serán eléctricos, y queda por verse qué sucederá con los autónomos.

Te puede interesar
Llega a los concesionarios uno de los autos eléctricos más baratos: ¿cuánto sale?

A esto se suma una caída mundial de las ventas, incluyendo a China –el mayor importador de autos alemanes–, que redujo su mercado en un 2,8% respecto al año anterior por primera vez en veinte años, con 12,3 millones de unidades patentadas en los primeros seis meses de 2019, mientras que en Europa los índices indican que el declive también se ha notado en el primer semestre de 2019. El tema es tan serio que Herbert Diess, el CEO de Volkswagen, apuesta a invertir fuertemente en el ID eléctrico, asociándose a empresas locales del país asiático. “El futuro del Grupo depende de China”, aseguró hace unas semanas.

Te puede interesar
Autos híbridos y eléctricos: ¿cuánto crecieron sus ventas en 2021?

Tampoco hay que olvidar la influencia que puedan tener lo que suceda con el Brexit británico, que está negociando su salida de la UE, y los probables aranceles que aplique Estados Unidos a los autos europeos varias veces anunciados por Donald Trump.

El tiempo y los mercados tendrán la última palabra.

Carlos F. Figueras