noticias |

Los 103 años de BMW

Repasamos el camino que transformó al grupo alemán de un fabricante de motores aeronáuticos en una de las marcas premium de automóviles y motocicletas más importantes del mundo. El 7 de marzo de 1916, comenzó la historia de la compañía que pasó de ser un pequeño productor de motores aeronáuticos a uno de los fabricantes premium más reconocidos del mundo.

Hace 100 años: un vuelo a gran altitud

El 17 de junio de 1919, el experimentado piloto de pruebas Franz Zeno Diemer despegó del aeródromo Oberwiesenfeld de Múnich en su avión fabricado por Deutsche Flugzeugwerke con motor BMW IV. El propulsor de 230 hp se diseñó sobre la base de un principio concebido especialmente para volar a grandes alturas. Tardó aproximadamente una hora y media en alcanzar hasta una altitud de 9.760 metros. En la cabina abierta, tuvo que lidiar con temperaturas de -50 grados y respirar aire con niveles ínfimos de oxígeno. Nunca antes un avión había volado tan alto.

Hace 90 años: el 3/15 PS

En 1929, BMW ya había ampliado su cartera de productos con motocicletas. Pero el Consejo de Administración decidió involucrarse en el negocio del automóvil. De esta manera, compraron al fabricante Fahrzeugfabrik Eisenach y, el 22 de marzo, el primer 3/15 PS abandonó el pabellón de ensamble en Berlín-Johannisthal. Finalmente casi 16.000 unidades se produjeron hasta 1932.

Hace 60 años: debut para el Mini

El diseñador Alec Issigonis (que dibujó los primeros borradores en una servilleta) creó un vehículo compacto y revolucionario. En 1959, el primer Mini (hoy marca del grupo) se produjo en la planta de Austin Longbridge en Birmingham. A pesar de sus 3,05 metros de largo, tenía espacio suficiente para cuatro ocupantes y su equipaje. Se aplicó un diseño completamente nuevo con tracción delantera, un motor transversal montado en la parte frontal y la caja de cambios configurada por debajo. Este esquema (con alguna modificación) pronto fue adoptado por la mayoría de los fabricantes.

Hace 60 años: el compacto 700

Durante la década del 50, la compañía hizo importantes contribuciones para que la gente de la República Federal de Alemania viajara con los Isetta y 600. Sin embargo, era necesario crear un modelo para compensar la caída de las ventas. Entonces, se presentó al Consejo un automóvil de dos puertas diseñado por el italiano Giovanni Michelotti, que derivó en el 700 (se presentó el 9 de junio de 1959). En 1965, se habían vendido más de 190.000 unidades, y BMW logró revertir el revés económico.

Hace 60 años: los pequeños accionistas defienden a BMW

Los problemas financieros durante los años cincuenta hicieron que en la reunión general anual de 1959 se tratara la posible adquisición de la empresa por parte de Daimler-Benz AG. No obstante, muchos de los pequeños accionistas se opusieron, y, en una discusión turbulenta, el abogado Friedrich Mathern logró representar inconsistencias acerca de las cifras oficiales y la reestructuración. BMW se mantuvo independiente, aunque la crisis no se había resuelto.

Hace 40 años: el M1

El vehículo deportivo M1 con motor central ya era irresistible cuando estaba parado. Pero desarrolló una verdadera fascinación en la pista de carreras. Esto surgió sobre todo en la Serie Procar iniciada por el Director General de BMW Motorsport GmbH, Jochen Neerpasch. Las carreras se llevaron a cabo en 1979 y 1980 como parte del calentamiento de las de Fórmula 1 en Europa, y se convirtieron en un gran éxito para el público.

1999: estreno mundial del X5

Un todoterreno con tracción integral se presentó en 1999 con el concepto de Sports Activity Vehicle. Para demostrar su potencial dinámico apareció el X5 Le Mans, un vehículo experimental con un motor V12 con más de 700 CV, con el que el piloto Hans-Joachim Stuck alcanzó una velocidad máxima de 309 km/h en Nürburgring. Veinte años después del debut del primer SAV, la familia de modelos X ha aumentado a siete series.

Hace 20 años: el Z8 con estética clásica

En 1999, se presentó un hito en la historia del roadster. El Z8, estilizado por el diseñador danés Henrik Fisker, creó una sensación en su estreno mundial en el Salón de Frankfurt. Las líneas recordaban al legendario BMW 507, y era impulsado por un motor V8 de 400 CV. Un total de 5.703 unidades se fabricaron entre 2000 y 2003.

Familia “i”

Con esa vocal identifica BMW sus proyectos ecológicos, que por ahora tienen dos representantes, los i3 e i8, ambos presentados como prototipos en el Salón de Frankfurt 2011. Unos años después, el primero se transformó en un eléctrico con un concepto citadino, mientras que el segundo es un deportivo híbrido de altas performances.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: