noticias |

Prueba: Peugeot 208 nacional, el más esperado

Fuimos de los primeros en subirnos al nuevo modelo argentino y uno de los más anticipados: nueva plataforma, diseño europeo, mayor confort y seguridad pero el histórico motor 1.6 de 115 CV. Qué nos gustó, qué debería mejorar y qué vendrá luego para uno de los lanzamientos del 2020.

Finalmente llegó. Es quizás uno de los modelos más anticipados que recordamos por lo que implicó su inversión, la implementación de una nueva plataforma moderna y porque no es cosa de todos los días que el Auto del Año (¡vigente!) se fabrique en tu país y por manos argentinas.

El proyecto P21 arrancó hace ya varios años, pero a nuestros oídos llegó allá por 2018, cuando confirmamos que era altamente probable que se fabricara en nuestro país. De aquél momento hasta acá, el “208 argentino” se hizo notar: desde las primeras unidades preserie que vimos camufladas (y que ustedes vieron, fotografiaron y nos mandaron) por diferentes caminos, hasta la confirmación de su fabricación a fines de 2019 (¡cuánto se demoraron en hacerlo oficial!) y la posterior visita que hicimos a Palomar en febrero para conocer la nueva línea (CMP) y, claro, el primer contacto con el 208.

Así que, al igual que vos, nuestra expectativa por el nuevo león era alta. Si bien por esta profesión vivimos subiendo y bajando todo el tiempo de vehículos, esperábamos con ganas el momento de hacernos de las llaves de un 208.

Esta es nuestra experiencia, en medio de una pandemia, con el Auto del Año mundial, fabricado en nuestro país. ¿Qué cambia? ¿Habrá otras versiones? ¿Y qué hay de los motores? Todas las respuestas a tus preguntas, nuestras sensaciones y por supuesto el rendimiento del nuevo Peugeot 208 argentino, en las líneas que siguen.

Diseño Vot si

El 206 marcó un antes y un después en diseño. Ese yeyo rompió con todos los estándares y le creó un “problema” a Peugeot, que supo resolver de la mejor manera: a partir de ahí, fue continuista. Después del 206 vino el 207 (con todo lo que implicó el Compact por estos pagos) y también el 208, que un tiempo después aterrizó en Brasil, desde donde nos llegó desde 2013.

Todos ellos, de alguna manera con el look felino original y adaptado a los cánones contemporáneos y siguiendo la línea de diseño de Peugeot que, hoy, se encuentra en fase Sharp Design.

Este 208 II (con logo estampado en la trompa y todo) se pliega a esa corriente, con algunas pequeñas redondeces pero más felino que nunca. Su rasgo más característico, y más en este Feline, es el par de colmillos lumínicos que exhibe como mascarón de proa y que son un imán de miradas: es lo primero que le llama la atención a la gente en la calle. La parrilla con detalles cromados, también suma mucho.

De costado el auto tiene nervaduras y pliegues que no recuerdo en otro Peugeot y creo que las llantas de 16” no son suficientes para llenar el espacio de los pasarruedas: deberían ser de 17 cuanto menos. ¿Su diseño? aprobado, con tintes deportivos y bitono. No nos gustó la muesca en el parante C, reservado para estamparle logos alusivos a alguna variante especial como por ejemplo en su momento los XY o GTi, pero sin nada queda como a medio camino.

Atrás es el sector menos Peugeot a nuestro juicio, pero eso no quita que sea recontra personal y cargado de cosas. El alerón en negro es un acierto, le da un look deportivo innegable y combina con el techo negro, mientras que las ópticas tipo altezza evolucionan el “zarpazo” del 208 anterior. Ahí se suma el aplique central que de alguna manera está emparentado con 3008 y cierra el combo un paragolpes con spoiler en negro para darle unos buenos aires deportivos.

El resultado final nos gusta mucho. Creo que con unas llantas más gruesas podría tener otra impronta pero el combo led-detalles en negro-parrilla cromada es inapelable. Gran laburo firmado por el Sr. Vidal que, sorpresivamente mientras escribo estas líneas, decidió irse a Renault. Por último, medidas: respecto del 208 anterior es 9,5 centímetros más largo, 1 menos ancho, y casi dos centímetros más bajo.

También podría interesarte: