noticias |

¿Cuál es la pick up que gasta menos en ciudad?

En este análisis ponemos a prueba a las seis camionetas más importantes del mercado y armamos un ranking para saber cuál es la que consume menos combustible en la urbe.

Si bien el ámbito citadino no es un lugar donde las pick ups se sientan más a gusto y aprovechen al máximo todas sus cualidades, hay muchos usuarios que (además de tener el poder adquisitivo necesario) las compran porque les gusta “imponer respeto” en las esquinas y disfrutar de un vehículo con mayor altura. Debido a esta concepción, y sobre todo un tamaño general considerable, el consumo en ciudad se ve penalizado. Sin embargo, algunas te van a sorprender.

En este caso comparamos seis modelos, todas versiones full, 4×4 y con caja automática. La que más combustible demanda es la Chevrolet S10, con una marca de 12,5 litros cada 100 kilómetros. La pick up del moño dorado dispone de un 2.8 turbodiésel con 200 CV y una transmisión automática convencional con convertidor de par de seis relaciones. Es la más pesada de todas, registrando 2.500 kg en la balanza.

El quinto puesto es para su archirrival, la Ford Ranger Limited, que gasta 12,1 litros “cada cien”. La pick up del óvalo está un poco penalizada por el motor Puma 3.2 de cinco cilindros y también 200 CV. La caja también es una automática convencional de seis marchas, pero es un poco más “liviana” que la Chevrolet, con un peso de 2.227 kg.

En la cuarta posición aparece la primera de marca japonesa: la Mitsubishi L200, la menos vendida de este ranking. Con un motor 2.4 de 181 CV acoplado a una caja de cinco marchas, el consumo es de 11,7 litros cada 100 kilómetros recorridos en ciudad. Está ayudada por un peso por debajo de las dos toneladas, marcando 1.925 kg.

El podio lo inaugura la más vendida de la categoría: la Toyota Hilux con una marca de 11,1 litros por cada 100 kilómetros. La pick up fabricada en Zárate cuenta con el clásico 2.8 de 177 CV asociado a una caja automática de seis relaciones. ¿Peso? 2.115 kg.

En segundo lugar y apenas por encima de la Hilux se ubicó otra japonesa fabricada en nuestro país, la Nissan Frontier, que baja los 11 litros: 10,8 cada 100 para ser exactos. La futura compañera de línea de montaje de la flamante Renault Alaskan equipa un 2.3 biturbo diésel de 190 CV con una transmisión automática, en este caso de siete marchas. Está muy cerca en peso con la pick up de los diamantes, con una cifra de 2.076 kg.

¿La ganadora? El primer puesto es para la Volkswagen Amarok, que consume 10,2 litros de combustible cada 100 kilómetros. Ayudada por su motor más chico, un 2.0 biturbo de 180 CV, y la eficiente caja ZF de ocho relaciones. Sin embargo, la pick up de la marca alemana es la única con tracción integral permanente, sin posibilidad de desconectar la doble. Ah, y eso que es la segunda más pesada, con una marca de 2.260 kg.